Loading...

Podas

¿Qué entendemos por poda?

Entendemos por poda aquella actividad de corte de algunas plantas de manera intencionada, con el fin de obtener mejoras en su crecimiento así como también embellecer su forma natural o darle una forma nueva y artificial. La poda es necesaria en el caso de algunas plantas ya que el crecimiento excesivo puede facilitar que la planta se seque o pierda su fortaleza.

La poda consiste, esencialmente, en eliminar una parte de un árbol, un arbusto o una planta florífera con el objeto de ayudar a la naturaleza en el sentido y en la dirección que resulten útiles al hombre. Sin embargo, la poda debe realizarse de manera cuidadosa y adecuada para no perjudicar a la esencia de cada planta o arbusto.

Hay diferentes tipos de poda que pueden aplicarse a las necesidades de cada tipo de planta o arbusto como también al espacio en la que las mismas se ubican. Esto por ejemplo nos muestra que hay podas para evitar el crecimiento descontrolado de los árboles en las ciudades, podas de formación que son aquellas que le dan forma al tipo de planta específico, podas de invierno o de verano, etc. . Consiste en el conjunto de operaciones que se realizan directamente sobre el esqueleto o sobre la copa de las plantas con el fin de:

  • Modificar y/o controlar el tamaño, limitar el crecimiento de la planta
  • Formar la planta y regular la cantidad de flores y frutos
  • Mejorar la calidad de los frutos
  • Regular la fructificación cada año

Herramientas que se utilizan para podar

Tijera de una mano de corte deslizante: permite cortes hasta 2cm de diámetro.
Tijera de dos manos de corte deslizante: permite cortes hasta 3cm de diámetro.
Serruchos de poda: se utilizan cuando las ramas tienen mas 3cm de diámetro.
Arco tronzador: se utiliza para las ramas más gruesas o troncos, al terminar en punta se introduce mejor entre las ramas.

En todos los casos, las herramientas deben permitir un corte limpio, sin desgarrar la rama, para lo cual deben estar bien afiladas. Despues de su utilización se deben limpiar, desinfectar y lubricar para su mejor conservación.
La desinfección de las herramientas una vez las hemos utilizado es importante para evitar la transmisión de enfermedades de una planta a otra. Puedes mantener tus herramientas limpias simplemente limpiándolas con alcohol etílico o con agua lavandina al 50%.
Las superficies de corte de más de 5 cm de diámetro deben ser selladas con pintura al agua con fungicidas o algún producto cicatrizante.

¿Estás interesado en este servicio? ¿Quieres que nuestros profesionales evalúen tu caso y te ofrezcan presupuesto? Contacta con nosotros y nos pondremos en contacto contigo en un breve plazo de tiempo.

En Landelar somos especialistas en jardinería, si quieres podemos darte un presupuesto.

Contacta con nosotros llamando al

o en nuestro mail info@landelar.com

2018-05-23T11:42:04+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies