Loading...

Poda de árboles frutales

A pesar de que mucha gente sigue creyendo que la estación ideal para realizar la poda de árboles frutales es el otoño tenemos que afirmar que esto no es exactamente así. Existe un calendario de poda de árboles frutales que no depende de la estacionalidad sino del tipo de árbol y la especie de la que estemos hablando.

A modo de ejemplo, dejamos el siguiente calendario de poda de árboles frutales para especies específicas:

  • Cerezo: febrero, junio o julio

Como verás, el calendario de poda de árboles frutales difiere mucho de unos árboles a otros debido a que está basado en la época de floración y la época de dar frutos de cada uno de ellos.

La poda de árboles frutales no es exactamente igual que la poda de otras especies ya que, en este caso, el objetivo que se pretende conseguir con la poda es la obtención de frutos de tamaño grande y de calidad. Estas serian algunas cuestiones básicas para mejorar su desarrollo:

  • La poda debe favorecer la entrada de luz y aire en toda la copa, se deben dejar solo las ramas guía necesarias para mantener la estructura.
  • Las plantas frutales deben tener un equilibrio entre la parte floral (que al final va a dar fruto) y la parte vegetativa (hojas).
  • Se deben eliminar ramas viejas y “chupones”, que son ramas largas, vigorosas, poco leñosas y con pocas yemas que crecen de manera vertical, generalmente al lado de un corte o en laterales de ramas gruesas o desde la base.
  • Formar una copa no muy alta que permita una adecuada recolección de fruta. Para este fin se pueden cortar ramas gruesas que hayan tomado altura y/o doblar las ramas más flexibles para retardar la circulación de savia y generar más yemas de flor.
  • No permitir ángulos muy cerrados entre ramas (ideal más de 45º).
  • Las ramas nuevas que se desarrollan a un lado y otro de ramas más gruesas, no deben estar muy juntas (separación de 15 cm o más).

Es esencial que comencemos con la poda desde el mismo momento que tiene lugar la plantación del árbol frutal. El objetivo es claro: conseguir una estructura abierta de ramas que crezcan horizontalmente. Para ello, se utilizan 4 tipos de poda en frutales diferentes que comentamos a continuación.

1) Poda de formación

Se debe realizar desde el momento de la plantación hasta el momento en el que el árbol frutal alcanza la edad de 4 años (periodo de formación). El objetivo es el ya comentado: alcanzar una forma adecuada para conseguir los mejores frutos.

2) Poda de limpieza

Una vez pasado el periodo de formación del árbol solo realizaremos la poda de limpieza y la poda de fructificación.

La poda de limpieza es la poda genérica que todo el mundo conoce. Se trata de quitar las ramas secas o las ramas que perjudican al resto y se realiza todos los años durante toda la vida del árbol frutal.

3) Poda de fructificación

En este caso, con la poda de fructificación trataremos de renovar la formación actual del árbol para dejarla preparada para la cosecha del año próximo.

4) Poda de regeneración

Esta poda se hace solo en casos específicos, por ejemplo, en el momento en el que notemos que la producción frutal está disminuyendo.

La poda de regeneración tiene como objetivo el rebrote del árbol frutal y se utiliza mucho en olivos, manzanos, membrilleros o perales pero no en ciruelos, melocotoneros o cerezos.

¿Estás interesado en este servicio? ¿Quieres que nuestros profesionales evalúen tu caso y te ofrezcan presupuesto? Contacta con nosotros y nos pondremos en contacto contigo en un breve plazo de tiempo.

En Landelar somos especialistas en jardinería, si quieres podemos darte un presupuesto.

Contacta con nosotros llamando al

o en nuestro mail info@landelar.com

2018-05-25T08:39:47+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies