Ahorrar agua con un sistema de riego eficiente

Las sequías y periodos de calor cada vez más frecuentes y prolongados que caracterizan la actual situación climática en España obligan a reflexionar sobre el uso que se hace del agua en los jardines. El mayor consumidor es el césped, lo que exige planificar correctamente el riego ajustando la cantidad para disfrutar de una pradera bonita y sana evitando el despilfarro. Aquí es donde entramos los profesionales de Landelar, que te aportaremos la solución mas eficaz para el sistema de riego más eficiente.

Riego automático:

Para conseguir un riego eficiente del césped lo primero que se necesita es contar con un sistema de riego automático por aspersión o difusión bien diseñado y planificado. Regar con una manguera o unos aspersores puestos al azar lo único que garantiza es que se gaste más agua de la necesaria con un resultado poco satisfactorio.

¿Cuánta agua necesita el césped?

Por norma general, en la zona central de la península Ibérica un césped suele necesitar unos 10-12 litros/m² al día en la época más calurosa del año. A medida que nos desplazamos hacia la Cornisa cantábrica estas necesidades disminuyen un 30-40%; si es hacia Andalucía pueden aumentar hasta un 50%.

¿Cuánto hay que regar?

Según el mes del año, el riego se podría planificar de esta forma:

• Periodo primaveral: Cuando las horas de luz se alargan y las temperaturas empiezan a subir, lo recomendable es un riego cada dos días de unos 5-6 litros/ m² (5-7 minutos) desde abril hasta mediados de mayo, y de mediados de mayo en adelante, un riego diario de 5-7 minutos.

• Periodo estival: Esta época del año es el talón de Aquiles de los céspedes en la Península. Los veranos cada vez más largos y calurosos ponen a prueba la resistencia de la hierba. El césped debería recibir dos riegos diarios en la segunda quincena de junio y la primera de julio de un mínimo de 10 minutos cada uno, con la mitad de la dosis cada riego, por la noche y al amanecer. Al llegar a la época más caliente del verano, hacia finales de julio y principios de agosto, la hierba comienza a estar agotada, por lo cual la recomendación es que esos 10-12 litros/m² totales se espacien en forma de cuatro riegos diarios más cortos para que la humedad se reparta a lo largo de todo del día. Así se utilizará la misma cantidad de agua pero de forma más eficiente. Un horario orientativo de riego podría ser: a las 9 de la noche, 1 de la madrugada, 5 de la mañana, 9 de la mañana.

• Periodo otoñal: Aunque los otoños son cada vez más calurosos, los días son más cortos y disminuyen las horas de luz. Lo indicado es un riego diario de 5-6 litros/m² (5-7 minutos) durante la segunda quincena de septiembre, y un riego cada dos días en octubre.

• Periodo invernal: En esta época del año, el césped entra en parada vegetativa y se suele poner amarillento, incluso marrón. Aunque se pueda pensar que tiene este aspecto seco por falta de agua, la verdadera causa es el ciclo en el que se encuentra. Por lo tanto, regarlo es dilapidar agua y dinero.

Todos los tiempos aquí expresados son orientativos. En cada caso nuestros expertos debemos adaptarlos a la demanda de la mezcla de césped en concreto, la ubicación de la pradera y las variaciones del clima.

¿Estás interesado en este servicio? ¿Quieres que nuestros profesionales evalúen tu caso y te ofrezcan presupuesto? Contacta con nosotros y nos pondremos en contacto contigo en un breve plazo de tiempo.

En Landelar somos especialistas en jardinería, si quieres podemos darte un presupuesto.

Contacta con nosotros llamando al

o en nuestro mail info@landelar.com

2018-09-18T15:15:23+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies